BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 18 de marzo de 2012

6362.- JAMES LASDUN

James Lasdun nació en Londres en 1958. Actualmente reside en las afueras de Nueva York y trabaja como profesor de escritura creativa en la Universidad de Princeton y la New School. En 2006 ganó con An Anxious Man el Concurso Nacional Británico de Relato Breve, el premio reservado a este genéro de mayor cuantía que existe en el mundo. Anteriormente había publicado The Horned Man, que apareció en la lista de libros destacados del New York Times y fue considerado libro del año por The Economist, el volumen de cuentos The Siege, en el que se basó Bernardo Bertollucci para una de sus películas (Besieged), y la aclamada recopilación de poemas Landscape with Chainsaw.



Palabras para Vindice


Paz, Vindice, el mármol tallado guarda
los mellados cascajos de tu amor; nada puede tocar
esa particular complexión deslavada. Los muertos
pocas veces traicionan a los vivos; no hay húmedo
abrazo masculino que derrita ese hielo
-y mira, ella no se resucita a sí misma
después de cada duelo, insolentemente viva,
insolente, andando por las mismas calles que tú,
inminente en cada esquina, una vacua mirada
ahogada en la ventana de un vagón al detenerte
a su lado en un túnel hasta que la elisión
del momento se estira hacia afuera, y como si
ella nunca hubiese tenido opción, desaparece.


de A Jump Star



Carlos López Beltrán y Pedro Serrano, La generación del cordero. Antología de la poesía actual de las islas británicas, Trilce Ediciones, Ciudad de México, 2000



Address to Vindice


Peace Vindice, the chiselled marble holds
Your loves's impacted shards; nothing can touch
That singular, effaced complexion. The dead
Seldom betray the living; no humid
Masculine embrace can thaw that ice -
And look, she does not resurrect herself
After each mourning, brazenly alive,
Brazenly, treading the same streets as you,
Imminent at corners, a blank stare
Drowned in a carriage window as you halt
Adjacent in a tunnel till the moment's
Elision stretches outward, and as if
She'd never had the choice, she disappears.












La llamada del apóstol Mateo


No a la manera congelada y abrupta
en la mirada que un pintor ha impuesto,
Cristo en el umbral al señalarlo, el rostro de Mateo
iluminado en su perplejidad, la pátina, el goteo
de toda una vida en un despacho,
resquebrajada por la descarga de su elección súbita,


sino con el paso de los años, paulatino,
insinuado, una curva invisible;
un sesgo constante que favorece siempre
en retrospectiva aquello a lo que se renuncie
frente a lo que se conserve, la sortija de sello de oro
depositada en el plato de un mendigo,


el ojo que no comprende totalmente a la mano,
no todavía; el damasco heredado que se arroja al pasar
a un desconocido, la montura ceremonial
(monedas dobladas, trituradas nubes de perla taraceada), el leal
obsequio en irresistible impulso a un sirviente.
Donde antes estuvo ha quedado


un vacío en forma de montura que se desborda
breve, oscuramente... Damajuanas,
cavas de vino, y luego, conforme el impulso se afianzaba
en un hábito, el hábito en una necesidad acendrada,
la necesidad en una compulsión, la totalidad de los viñedos,
la tierra misma, los huertos, los rebaños, la casa toda,


obsequiados, de cada objeto
el ahuecado vacío que se iba haciendo así
cada vez más vivido que la cosa misma, y
como si la renuncia diera llanamente
densidad al poseer; como si
hubiera vislumbrado en el dejarlo todo, el secreto
incólume de un paria, la posesión
inversa... Y sólo entonces, casi superflua, la figura
da un paso suavemente hacia la puerta
de la habitación; familiar casi, anticipada,
recibida con calma, relajada, como a alguien
a quien se ha esperado un largo tiempo, y que llegó.