BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 18 de marzo de 2012

6388.- ADMIEL KOSMAN

Admiel Kosman (Israel, 1957). Nació en Haifa, en el seno de una familia judía ortodoxa. Su madre llegó a Israel desde Irak, su padre proviene de una familia alemana que de había radicado en Francia. Tiene un doctorado en Talmud de la Universidad Bar Ilan. Reside desde 2003 en Berlín, en donde dicta clases. Editó ocho libros de poesía, fuertemente influidos por la tradición religiosa y ampliamente elogiados por la crítica.

Poesía:
And Then the Act of Poetry,1980 [Ve-Aharei Mora`ot Ma`ase Ha-Shir]
The Prince's Raiment, 1988 [Bigdei Nasich]
Soft Rags, 1991 [Smartutim Rakim]
What I Can, 1995 [Ma Ani Yachol]
We Reached God, 1998 [Higanu Le-Elohim]
Forty Love Poems and Two Additional Love Poems to God, 2003 [Arbaim Shirei Ahava Ve-Shnei Shirei Ahava Nosafim Le-Elohim]



Intento despertarte en la oscuridad




Intento despertarte en la oscuridad.
De La Meca o de Jerusalén.
Intento despertarte en la oscuridad.


Pero tú duermes solo, sobre piedras oscuras
y quién sabe desde hace cuánto. En La Meca
o quizás en Jerusalén. Hay quien dice
un par de miles de años. O muchos más.


Yo sigo intentando, obstinado.
No claudico. Sigo intentándolo
con todas mis fuerzas, en la oscuridad.
Despertarte.


De La Meca o Medina.
De Jerusalén o de Hebrón.


¿Escuchas mi voz entre estas sombras?
Abajo, allí, a la derecha, en el abismo.


¿Me ves? Aquel joven delgado,
en las penumbras de la sinrazón.


Pues arrojé sobre ti palabras la noche entera
y, sin motivo alguno, te esperé.


Desde La Meca o desde Medina,
desde Jerusalén o desde Hebrón.


¿Algo, quizás, de lo que dije te hirió?
Perdóname. Sólo estoy intentando.
Quizás lleve mil años, quizás más,
despertarte. En la oscuridad.
Suavemente.


Ahora, en Jerusalén.
O en La Meca.


Pues si despiertas
sin razón alguna, con la sonrisa
que mi corazón profetizó,


dirás


de pronto: "¿Dónde estás?"






Traducción: Gerardo Lewin