BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 18 de marzo de 2012

6402.- RICHARD MURPHY



Richard Murphy, nació en Milford House, Irlanda, cerca de la frontera Mayo-Galway en 1927. De niño vivió en Ceilán, la actual Sri Lanka. Estuvo interno en escuelas de Irlanda e Inglaterra. Fue becado en Oxford a los 17 años y estudió Filología Inglesa con C. S. Lewis. Desde 1951 hasta 1981 vivió la mayor parte del tiempo en Claddaghduff, Connemara. Desde 1971 fue poeta residente en nueve universidades americanas. Ahora divide su tiempo entre Dublín y Durban, Sudáfrica. Ha publicado los libros de poesía The Archaeology of Love (Dolmen, 1955), Sailing to an Island (Faber, 1963), The Battle of Aughrim (Knopf, and Faber, 1968; LP recording 1969), High Island (Faber 1974), High Island: New and Selected Poems (Harper and Row, 1975), Selected Poems (Faber 1979), The Price of Stone (Faber 1985), The Price of Stone and Earlier Poems (Wake Forest U. Press, 1985), New Selected Poems (Faber, 1989), The Mirror Wall (Dublin, Wolfhound Press, 1989, Wake Forest U. Press, 1989), In The Heart Of The Country: Collected Poems (Oldcastle, Co Meath, Gallery Press, 2000), Collected Poems (Wake Forest U. Press, Winston Salem, 2001).





Piedra manía


Cuánto me duele poner orden cuando todos mis papeles están
apilados sobre el escritorio en un desorden de tres meses,
recuperar el control de esta deriva de días perdidos en
mi pasión por construir en granito,
y hacer frente a las cuentas que tengo que pagar al dejar la
casa que tanto me costó agrandar,
en la que pasé el tiempo preparando demasiado rápido un lugar
para trabajar en el futuro entre paredes a prueba de ruidos,
por lo que nunca tuve un momento en el presente para escribir sobre
los momentos que estaban pasando;
cuánto duele ver la destrucción que todo buen
edificio, incluso el mejor, debe causar,
no sólo las cercas, que debieron derribarse primero
antes de cavar los cimientos,
sino cortes más profundos en las venas de la mente que llevaban
la sangre de la memoria por el cerebro:
cuánto me duele haber descuidado durante todo este verano
a los amigos a los que debería haber visto,
de no ser por mi loca obsesión por construir más cuartos
para hospedarlos en tiempos venideros:
porque esos tiempos tienen la aptitud de eludirnos, nos morimos,
o nuestros amigos caen muertos antes de que podamos decir
me encantaría que vean y disfruten la casa cuya construcción
nos mantuvo completamente alejados.




Poesía irlandesa contemporánea, Libros de Tierra Firme, Buenos Aires, 1999
Traducción de Jorge Fondebrider








Stone Mania


How much it hurts me to tidy up when all my papers are/ heaped on the desk in a three-month mess,/ To regains control of this drift of days I've lost in/ my passion for building in granite,/ And face the bills I must pay by leaving the house/ that has cost me too much to enlarge,/ Where I passed the time too quickly preparing a place for/ the future to work within soundproof walls,/ So never had a moment in the present for writing about/ the moments that were passing away:/ How much it hurts to see the destruction that all good/ building, even the best, must cause,/ Not only the hedges that had to be first cut down/ before the foundations were dug,/ But deeper cuts through veins in the mind that carried/ the blood of memory through the brain: How much it hurts me to have neglected all this summer/ the friends whom I might have seen/ But for my mad obsessions of building more rooms/ to entertain them in time to come:/ Because these times are apt to elude us, we die, or our/ friends drop dead before we can say/ I'd love you to see and enjoy the house whose construction/ has kept us entirely apart.