BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 19 de marzo de 2012

6408.- ARDENGO SOFICCI





Ardengo Soffici (Nació en Rignano sull'Arno, el 7 de abril de 1879 - Forte dei Marmi, murió el 12 de agosto de 1964) fue un escritor y pintor italiano.
Soffici era miembro de una familia de agricultores que en la primavera de 1893 se trasladó Florencia por problemas económicos, sin ello les permitiera evitar la ruina. Tuvo entonces que interrumpir sus estudios, enfocados hacia el arte y sólo indirectamente hacia la literatura, para comenzar a trabajar en el despacho de un abogado florentino. No obstante, entabló relación con un grupo de artistas jóvenes que se movían en torno a la Academia de Bellas Artes de la ciudad y a la Escuela del Desnudo de Giovanni Fattori y Telemaco Signorini.
Tras la muerte de su padre se trasladó a París, en donde comenzó a trabajar como ilustrador, un empleo mal pagado que le hace llevar una vida de estrecheces. Allí conoce a Giovanni Vailati, Mario Calderoni y Giovanni Papini con el que mantendrá una estrecha amistad cuando regresen a Italia.
En este período parisino, Soffici se relacionó también con Guillaume Apollinaire, Pablo Picasso y Max Jacob, frecuentó el Bateau-Lavoir, se formó como escritor y publicó numerosos artículos en las revistas "La pluma" y "La Europa artista.
De regreso en Italia, gracias a su amistad con Papini, comenzó a publicar críticas de arte en la revista La Voce, fundada por éste en 1908. Participa entonces activamente en la polémicas intelectuales de la época sobre el idealismo, el materialismo, el espiritualismo, el romanticismo, el futurismo, el clasicismo y el modernismo.
Durante otra estancia en París, conoce la obra de Arthur Rimbaud, poeta entonces casi desconocido en Italia.
En 1911, de nuevo en Italia, visita una exposición futurista en Milán que le produce, según explica en un artículo, una decepción soberbia. La reacción de los futuristas fue violenta. Marinetti, Boccioni y Carrà, agredieron a Soffici, que quiso tomar venganza junto a sus amigos.
Más tarde, se reconciliaría con los futuristas.
En 1913 Soffici funda la revista Lacerba gracias a las encuentros con otros artistas en el más importante cafe' literario de Italia, el Giubbe Rosse. De este período son sus obras más significativas y también las más polémicas.
Cuando estalla la guerra, que Soffici ha defendido con fuerza como reacción contra la Kultur germánica, a la que considera una amenaza mortal para la humanidad, el escritor se enrola voluntario, participa en varios combates, resulta herido y se le concede una condecoración.
De esta experiencia surge un Diario de combate (1918) y de la experiencia siguiente, como oficial adscrito a la sección de propaganda del Ejército en 1917, La retirada de Friuli, que publicará en 1919.
Terminada la guerra, Soffici colabora en "El pueblo de Italia", el "Corriere della sera" y "Galleria".
Con el paso del tiempo, se va manifestando un cambio en Soffici. El hombre que había dado a conocer en Florencia a Cézanne, el cubismo, Apollinaire, y que había expresado su entusiasmo por Rimbaud, se pliega en un estilo decoroso y clásico y se adhiere a la política fascista.

Obra
Los primeros escritos publicados de Soffici son los Vagabundeos líricos aparecidos entre 1904 y 1906 en "La Pluma" y "Europa artista".
Bajo el pseudónimo Stefan Cloud' publicó varias críticas, pero la primera obra literaria de Soffici es elIgnoto toscano 1907 surgida de una serie de reflexiones vitales y religiosas.
En 1908 publica el Ensayo sobre Cézanne y la traducción de una selección de cuentos de Antón Chejov. También tradujo a Kierkegaard.
En 1911 aparece la monografía sobre Arthur Rimbaud.
En 1914 sale El arlequín, una recopilación de prosas.
De 1916 es Bïf§zf+18 Simultaneidad y química lírica de título y contenido fuertemente futurista
De 1920 son los libros sobre la guerra Error de coincidencia, Kobilek y La retirada del Friuli escritos en forma de diarios autobiográficos.
En 1947 reedita el Itinerario inglés, también autobiográfico, pero más enfocado a los aspectos artísticos, que había aparecido e 1928 en la "Gazzetta del Popolo".
En la postguerra, en 1949-1950, Ardengo Soffici se dedica al proyecto de la colección Verzocchi].
Para concluir, hay que recordar las numerosas obras de crítica de arte publicadas hasta los años 50.











Sobre el Kobilek


Sobre la ladera rubia del Kobilek
Cerca de Bavterca,
Los shrapnel estallan en ramilletes
Sobre nuestra cabeza.


Sus nubecillas de humo
Blancas, color de rosa, negras
Ondean en el nuevo cielo de Italia
Como deliciosas banderas.


En los bosques alrededor de frescos avellanos
La ametralladora canta
Las balas que rozan nuestra mejilla
Tienen el sonido de un beso largo y fino que volara.


Si no fuera el bárbaro ondulante hedor
De estas carroñas enemigas,
Se podría en esta trinchera que se desmenuza al sol
Encender cigarrillos y pipas;


Y tranquilamente esperar
Soldados unos a otros más que hermanos,
La muerte; que quizá no osaría tocarnos,
Tan bellos y jóvenes somos.


de Kobilek, 1918

Los mares del Sud y otros poemas. Poesía italiana del siglo XX, traducciones de Rodolfo Alonso, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1982 (edición no bilingüe)










Sul Kobilek


Sul fianco biondo del Kobilek / Vicino a Bavterca, / Scoppian gli shrapnel a mazzi / Sulla nostra testa. / Le lor nuvolette di fumo / Bianche, color di rosa, nere / Ondeggiano nel nuovo cielo d'Italia / Come deliziose bandiere. // Nei boschi intorno di freschi nocciuoli / La mitragliatrice canta, / Le pallottole che sfiorano la nostra guancia / Hanno il suono di un bacio lungo e fine che voli. // Se non fosse il barbaro ondante fetore / Di queste carogne nemiche, / Si potrebbe in questa trincea che si spappola al sole / Accender sigarette e pipe; // E tranquillamente aspettare, / Soldati gli uni agli altri più che fratelli, / La morte; che forse non ci oserebbe toccare, / Tanto siamo giovani e belli.










Hospital de campaña 026


¡Ocio dulce del hospital!
Se duerme por semanas enteras,
El cuerpo que habíamos despedido
No puede creer todavía en esta felicidad: vivir.


Las blancas paredes de la habitación
Son como paréntesis cuadrados,
El espíritu reposa allí,
Entre el ardiente furor de la batalla de ayer
Y el enigma florecido que mañana recomenzará.


Tregua clara, crisol de sentidos múltiples,
Aquí todo converge en una unidad indecible;
Misteriosamente siento fluir un tiempo de oro
En el que todo es igual:
Los bosques, las cotas de la victoria, los alaridos, el sol, la sangre de los muertos,
Yo mismo, el mundo
Y estos limones amarillos,
Que miro amorosamente resplandecer
Sobre mi negra mesita de hierro, junto a la almohada.


Roberta L. Payne, A selection of modern poetry in translation
(Italiano-Inglés) Google libros


Esta traducción: J. Aulicino




Ospedale da campo 026


Ozio dolce dell'ospedale!/Si dorme a settimane intere,/ Il corpo che avevamo congedato/ Non sa credere ancora a questa felicità: vivere.// Le bianche pareti della camera / Son come parentesi quadre,/ Lo spirito vi si riposa /Fra l'ardente furore della battaglia d'ieri/ E l'enigma fiorito che domani ricomincerà.// Sosta chiara, crogiuolo di sensi multipli,/ Qui tutto converge in un'unità indicibile;/ Misteriosamente sento fluire un tempo d'oro/ Dove tutto è uguale:/ I boschi, le quote della vittoria, gli urli, il sole, il sangue dei morti./ Io stesso, il mondo,/ E questi gialli limoni,/ Che guardo amorosamente risplendere/ Sul mio nero comodino di ferro, vicino al guanciale.