BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 25 de marzo de 2012

6447.- TERESA CORASPE


TERESA CORASPE
Nacida en Soledad (Anzoátegui), Venezuela, en 1941, reside en Ciudad Bolívar. Escritora. Una de las grandes poetas hispanoamericanas.
Entre sus obras, se cuentan:
• Las fieras se dan golpes de pecho, Editorial Talavera, Ciudad Bolívar, 1975 (poemario, agotado).
• Vuelvo con mis huesos, Tipografía del Diario El Luchador, 1978.
• Vértice del círculo, Gobernación del Estado Bolívar, Impresos Copy flash, 1987.
• Este silencio, siempre, Asociación de Escritores de Venezuela, Seccional Bolívar, Editorial Venezolana, Mérida, 1991.
• Tanta nada para tanto infierno, Ediciones al Sur, Dirección de Cultura del Estado Bolívar, l994.
Son múltiples las nostalgias que la palabra del poeta quiere, desea aprehender, en un intento por evitar que el olvido desvirtúe, oculte o, incluso, borre aquello que fue cálido o triste, alegre o frío. Pero que siempre será la existencia de algo que nos ha dado la fe y el destino. Con TANTA NADA PARA TANTO INFIERNO, Teresa Coraspe habla de ese ayer -tiempo que también es hoy, por su proyección en la memoria- poblada de lugares idos y de personas que, a pesar del tiempo, aún continúan estando firmes, seguros bajo los amaneceres y la luna de su no asombro.
http://wwwteresaeneltiempo.blogspot.com/
http://teresaeneltiempo.blogspot.com/





Al ritmo del blues en otoño


Por la mañana temprano, antes del día,
el blues baja a mi encuentro.
(Muddy Waters, en Early morning blues, 1950)


El hombre que amo es un obrero
de una fábrica en Ohio
lo veo llegar lleno de carbón
las madrugadas
al salir del trabajo.
Lo espero para abrazarlo
y él desea darse una ducha
lo retengo y le doy un beso.






ANTE LA PUERTA


¡Oh puerta!
¡Cuántas sombras habrán pasado a través de ti!
Y cuando tú no eras puerta, sino árbol, ¡Cuántas sombras
descansarían en tu regazo! Más, cuando tú, aún ni siquiera
Eras árbol, ¿qué mano temblorosa sembraría la tímida semilla
A la tierra, que diera origen a que algún día fueras árbol
Y luego puerta?.¿Dónde están?








MORADAS


De las casas que habité
Sólo tengo fragmentos de recuerdos
¡Fueron muchas!
así mi infancia fue fraccionada por las tantas mudanzas
Pero hay una casa
que se repite en los sueños
quizá porque en ella viví por siete años
y en las noches viene a visitarme poblada de fantasmas
Yo la voy reconstruyendo habitación por habitación
sin omitir ni una puerta o ventana (siquiera)
Pero de todas esas casas
la verdadera es ésta donde habito leo y pienso
y donde los hijos y la infancia dejó huellas profundas
con árboles y flores y el verde y los pájaros y la risa y el
llanto se sientan a la mesa como quien va a misa cotidianamente
Esta casa y las demás casas fragmentadas
son pedazos de vida dejados por ahí
a la par de los días
Y en muchas noches cuando duermo
vuelvo con la llave
a la cerradura que abro con suma facilidad
para habitar en silencio esa casa que se repite
y se niega a ser olvidada
Y la encuentro ocupada
con los mismos muebles que una vez existieron
sólo que voces misteriosas me asustan
quizás son las nuestras
que se quedaron grabadas
en el interior de sus muros
y que la ausencia vuelve entrañas
Por eso mi penúltima casa
la cuido y acaricio porque es la morada de este cuerpo
que un día dejará de ser
Yo la miro largamente para darle vida
y que palpite como una lámpara encendida a media noche
una casa donde el sol se las ingenia para entrar
y acurrucarse en silencio en todos sus rincones
y llenarla de luz como un cáliz venido desde lejos.











Dejarse ir a la orilla no es un suicidio
es sólo confundir las rutas
por las que debemos andar
Dejarse ir es despedirse lentamente
volver a la húmeda fuente
que nos arrullará para siempre
lejos del surco y las grietas
marcadas en los pies
Andar de nuevo por senderos olvidados
de donde un día venimos
no sé a qué culpas cancelar
Caminar despacio por la ribera abierta
En línea recta y flotar










Del libro:" Tanta nada para tanto infierno"


Soy ese paréntesis
abierto por la soledad
El círculo que me aprieta
la garganta
La huella que me pisa
al desplazarme
Soy
tantos rostros
Y no me reconozco
ante mi propia sombra


(1987)








Soy la elegida de los deshauciados
Su homónimo
Representante legal
sin saber
quien es el rey de este infierno
ni por qué me seleccionaron
para tanta nada.


(1988)










LOU (A José Luis, hundido en la tierra)


Lou es una mentira fabricada por el tiempo
murió antes de que se fijaran sus cabellos a mi piel
Máscara apretada a todos los misterios del vacío
Va descalza no tiene asidero se tambalea
Lou gritan los árboles y las montañas
Lou gritan los ecos agotándose
Lou no responde su voz fue apagada
por fogonazos de un relámpago bajando desde
los infiernos
y todos los muertos subieron a su espalda
No grites
No llames
No la persigas en los sueños
Ella subirá al monte más alto sobre las estrellas
Desde allí te verá partir.


(1989)












Del libro "VUELVO CON MIS HUESOS"




I


Debo partir. Renunciar a un tiempo que siempre
 me perteneció
dejar este espacio de sal
destrozar la estridencia de las horas
despersonalizarme
ahora debo ir desnuda para que las bestias me descuartizen
es su festín
voy a inmolarme




II


Es triste
por las tardes
cuando parten bajeles
hacia la mar/ distantes
cuando las islas semejan puntos sobre el azul
entonces vienes
me habitas
me posees
y me descarno
sobre estos cementerios de sal








De "Este silencio, siempre"


Cántico.


Vuelvo a mi antigua soledad, A solas voy porque ella es parte
de mi desde todos los comienzos. Voy a tomar limoneros de los
patios de antaño, ciruelos maduros al caer el alba y a transitar
los senderos de una niñez perdidos detrás de los guayabos y
el viejo dividive. Sentiré nostalgia de seres que no olvido. Sé que
no debo asumir actitudes vacilantes porque la luz volverá del frío
a esta hoguera.
He visto desde aquí que nada nuevo ha sucedido en los tiempos.
Sólo este espíritu divaga sobre catedrales, anda loco detrás de
los vientos y se queda extático ante el río. Yo lo dejo,
aún debo seguir este viaje interminable.










Bugs life (Poema 32)


a José Alejandro Peña, este poema,
hoy sábado, un día en el tiempo.


Siento que soy una extraña
cuando hablo no me reconozco
Una generación nueva como un tumulto
hormiguea por las calles
gente que viene y va (pesadamente) dobla en las esquinas
con rostros endurecidos
Camino a la inversa como siempre
Desesperadamente me aferro a un espejo antiguo
hecho pedazos en el tiempo
Un ojo abismal fija en mi su mirada
Yo la sostengo.






Del libro: "La casa sin puertas", 27.09.2003




LA CASA DE MENTIRAS


Esta casa, (la mayoría de las veces), está llena de olvidos
un profundo vacío la envuelve
yo la miro y ella responde
con su mirada de telarañas rotas
poso las manos en sus espaldas
y hay polvo en sus muros
me pide que ponga agua en los jarrones
marchitos por el tiempo
ella sigue mis pasos día a día
se quita los zapatos y descansa con el piso hacia arriba
escucho aves en el tejado
creo que desean entrar
la casa dice que no
ella y yo somos una casa
las puertas abiertas y
no hay llaves ni ventanas
el viento entra y sale en silencio tanto como el sol
a veces hasta la luna se asoma y yo la vigilo desde el follaje
si alguien aprieta las paredes pueden romperse
La casa de vidrio ya no existe
vive aislada en una habitación
cercana al patio
a través de su cristal me asomo para ver cómo es el mundo por dentro
y cómo son los recuerdos que se abandonan
los que se quedaron en las islas perdidas
en aguas teñidas de púrpura y azules ignotos
rostros lejanos vienen y se hospedan
aún no sé cómo son los recuerdos, repito,
esta casa y la otra y la otra casa
forman una trilogía perfecta
acomodan su soledad a sus anchas
y se inventan cuentos para espantar los espantos de la soledad
ese mundo de los tristes
esas voces perdidas que ya se fueron
por eso hablo con los muertos
enciendo cirios en su nombre y recojo conchas desgastadas
bajo un paraguas negro para tapar el sol
allí se esconde ese incendio
ese calor que sofoca, ese mediodía partido bajo la tierra cuarteada
ahora cada vez pienso más en que los muertos vienen por mi
yo rezo un inventario de ideas venidas desde todos los tiempos
¿Y tú dónde andas alma perdida, en qué sepulcro vives, en qué lugar del horror
resides?
Hoy amaneció temprano la nostalgia,
en la casa de vidrio que ya dije está al fondo de la casa
donde viven los fantasmas y los duendes y los gnomos,
hay bruma y espejismos
Yo vivo porque están los recuerdos
y les invento colores y les cuento mentiras (como siempre)
esa larga mentira que soy yo.


18 de Febrero, 2009










SI ME DICES QUE VIENES


II


Pero si me dices que vienes
me apresuraría a esconderme entre tus brazos
para que no vengas


Estoy desempolvando los olvidos
los siento sobre la mesa
y les coloco flores
rojas como el amor
ese que tú no sabes que existe
y vive entre botellas vacías
o tazas de café
porque en cada sorbo
creo que estás/
escondido detrás de las persianas
de puertas y ventanas que no existen
en este lugar de penumbras
donde el claroscuro dibuja tu silueta
hasta ese horizonte donde moras
Y de allí vienes
en noches de tormenta
y dejo que me abraces
con esa manía tuya de lo lejos
señor de las lunas perdidas
que mi boca ha buscado
con el instinto roto de no hallarte
y sólo persiste este torbellino de nieblas
este raro espejismo/ este espejo cuarteado
donde te ocultas y me niegas.


19.02.2009