BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 10 de abril de 2012

6611.- VIDALUZ MENESES



Vidaluz Meneses nació en Matagalpa, Nicaragua, el 28 de mayo de 1944. Poeta, ensayista y articulista, perteneció al equipo fundador del Ministerio de Cultura de Nicaragua en 1980. Fue Decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Centroamericana, (UCA) y Enlace Nacional de la Coordinadora Civil, entre otros. También ha sido activista social y promotora cultural. Su obra poética incluye los libros "Llama guardada" (1974), "El aire que me llama" (1982), "Llama en el aire -Antología Poética 1974-1990" (1991), "Todo es igual y distinto" (2004) y la selección de poemas "Sonreír cuando los ojos están serios" (2006).







COMPAÑERA

Sacudís con firmeza las cadenas
y su atronadora caída
no te estremece.
Vas al encuentro
de tu destino infinito de persona.
Hacés propio tu nombre
y lo sembrás como bandera
en territorio liberado.
Ya nada te detiene
Ya vos misma reconocés
tu propio paso.
Dueña de tu camino.
Consciente de la porción de historia
que te corresponde, Compañera.

1980.





Vivas estamos

A Michele, a Daisy, a mis hermanas poetas.
Vivas estamos sobre su memoria.

I

La osadía intelectual
de la adoradora de la diosa blanca,
Virginia Woolf, preparando el rito,
la palabra mágica, invocadora
del andrógino ordenador del caos.
Sólo en sus manuscritos la armonía
bajo el bombardeo a su casa
en Taviostod Square.

Ella escribiendo:

“Gotas de sudor en la frente
de la señorita La Trobe”,
presagio de su propio fin:

Todo está consumado,
“La vejez es el camino
natural hacia la muerte”
y se sumergió con serenidad
en las apacibles aguas del Ouse.




II

Poco le duró el sueño a Silvia Plath.
Apresada en lo doméstico.
Aturdida entre la libertad y el desamparo.
Expuesta como bebé desangrado
para ser arrastrado por el mar.
El alma columpiada:
Eros o Tánatos hasta sucumbir,
el día preparado con la rigurosidad
de un orfebre,
cuando de rodillas
metió su cabeza rubia
en el horno de la estufa de gas.



III

Alfonsina, apasionada,
consciente que ningún canto
sería más alto que su propia vida de mujer,
se defendió con torrentes de carcajadas
que la llevaron hasta el llanto
y amó hasta la consumación de sus días.

¡Tanto fuego, sólo las olas
del mar de La Plata
pudieron aplacar!

Vivas estamos sobre su memoria.
Inolvidables hermanas que nos precedieron.
Poetas, criaturas agónicas, sobrevivientes,
¡Triunfalmente vivas estamos sobre su memoria!




Analiza tu vida

Analiza tu vida
que ya está programada.
A lo mejor ya vieja, las canas te pesen
y te hagan bajar la cabeza
porque tu herencia será lastre
y tus descendientes,
indefensos insectos adheridos.






Alguna noche insomne

Alguna noche insomne,
sentada al borde de la cama
los pies en mullidas zapatillas
y la tristeza enroscando
como un gato su cola en mis tobillos,
contemplo su tranquilo descanso,
su confinado sueño,
como si aún flotaran
en la acuosa seguridad de mis entrañas.