BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 13 de abril de 2012

6640.- INNOKÉNTI ÁNNENSKY



Innokénti Ánnensky
(RUSIA, 1855 – 1909)






EL DESEO


Cuando hacía la noche, con el brazo cansado
termine de arar mi parcela de tierra,
quisiera retirarme en calma,
a un monasterio, en el bosque lejano.
Donde a todos serviré como criado,
y de las criaturas de Dios, seré amigo.
Y que los pinos susurren alrededor,
y que la nieve se pose en los pinos...
Y cuando sobre mi resuene
el llamado cobre, en la noche sin luces,
dejaré caer sobre el granito frío y duro
la cera de la vela consumada.








ESTOY EN EL FONDO


Estoy en el fondo,
soy un fragmento triste,
sobre mí verdece el agua.
De esta pesada oscuridad de cristal
no hay salida hacia ninguna parte.
Recuerdo el cielo, el zigzag del vuelo,
el mármol blanco, y debajo, el aljibe.
Recuerdo el humo del agua
brotando de los caños
enhebrado con fuego azul...
¿Acaso confiar en los susurros del delirio
que atormentan mi odiosa tranquilidad?
Allá me extraña la Andrómeda,
con su mutilada mano blanca.


1906








ICH GROLLE NICHT


He perdonado todo: las fuerzas
se me fueron perdonando.
Ya no sos mía, doliendo he perdonado.
Esta luz de diamante, es para otros,
en tu alma no hay ni un punto claro.


¡No contradigas! Yo estuve con vos en el sueño;
allí la noche crecía en la profundidad cordial,
y la serpiente deseosa contra el corazón se apretaba ...
Sufrís... Ya sé... Lo vi…








IMPRESIÓN


Una de esas tardes azules y suaves...
Los tallos punzantes y la seda tierna del sendero,
y la frescura temprana sobre el terciopelo de las alfombras,
y las primeras gotas de rocío nocturno sobre el cabello.


Ni pensamientos en la cabeza, ni palabras de los labios mudos,
pero el corazón ama a todos, sin excepción, a todos en el mundo,
y es tan dulce vagar en el crepúsculo azul,
y la noche me llama, como una mujer, hacia el abrazo.




TRADUCIDOS POR NATALIA LITVINOVA
http://animalesenbruto.blogspot.com.es/