BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 4 de mayo de 2012

6829.- IDA TALAVERA DE FRACCHIA



IDA TALAVERA, INSIGNE RENOVADORA DE LA POESÍA PARAGUAYA EN GUARANÍ

IDA TALAVERA DE FRACCHIA, Asunción, PARAGUAY  1910 – 1993, es una exquisita poeta bilingüe castellano–guaraní. Fue poeta en lengua castellana desde su juventud. Posteriormente incursionó en la lengua guaraní. Publicó un conjunto de poemas en castellano bajo el título de: “ESTO DE ANDAR…” en 1966 y fue muy bien recibido por el público lector; pero ella, antes que dedicarse a publicar sus poemas en libros, los divulgaba más bien en forma oral, a través de cenáculos, juegos florales, tertulias, y por medio de las radioemisoras en espacios literarios. Así como es poeta exquisita en lengua castellana es muy expresiva en lengua guaraní.

Su mayor mérito, a mi juicio, es el de haber cambiado la forma de la poesía paraguaya producida en lengua guaraní. Como es de conocimiento general, este género literario se dio en el guaraní del Paraguay utilizando todas las formas clásicas de la poesía castellana. La forma más utilizada ha sido y sigue siendo la cuarteta pareada y la cuarteta de rima alternada. Hasta la aparición de Ida Talavera nadie, en el Paraguay, escribió poesía en guaraní que no sea en versos medidos, con métrica regular y precisa, rigurosamente rimados, reunidos en estrofas, con rimas variadas y acento rítmico absolutamente regular. No obstante la abundancia de las cuartetas con rima alternada, tenemos en guaraní todas las formas catalogadas por la preceptiva literaria, sea de arte menor o arte mayor, incluida la décima espinela, como la registrada en la obra de Enrique Torres bajo el título de Che Vallemi, un modelo creado por Vicente Espinel hacia fines del 1500.

No dudamos en señalar el mérito de Ida Talavera porque hasta el gran renovador de la poesía paraguaya en castellano, Herib Campos Cervera, insigne propulsor de la forma poética Rubendariana, cuando escribía en guaraní, curiosamente, adoptaba por lo general la cuarteta de rima alternada como en Mandu’a rory. Pareciera que a los grandes poetas de entonces no les sonaba bien la poesía en guaraní hecha en versos libres y acento rítmico irregular. Ello hace subir de punto los méritos de Ida Talavera, una joven capitalina que, ya en su madurez, se lanzó abiertamente a escribir sus poemas en guaraní en versos libres, sin métrica, sin rima y con acento rítmico irregular o quebrado, desafiando a lo establecido, al gusto estético de la gente de su época, al conservadurismo y a la posibilidad del rechazo.  Pero su arrojo y temeridad dio frutos. Su propuesta fue acogida por la nueva generación de poetas de la lengua y pronto se instaló en gusto estético de la gente.

UNA OBRA INÉDITA

Sus poemas escritos en guaraní fueron agrupados por ella bajo el título de “HERÜGUA POTY”, que significa “FLOR DEL MISTERIO”, y entregado al poeta Feliciano Acosta para su transcripción en grafía moderna, porque la autora utilizó la grafía popular. Acosta me asoció al trabajo de transcripción y juntos confeccionamos el poemario con una máquina de escribir Olivetti, tekne 4, “eléctrica y bilingüe”, que era de mi uso profesional y le entregamos a la autora para su remisión a la imprenta.  Desgraciadamente días después a Ida Talavera le sorprendió la muerte en forma inesperada y aquel poemario se convirtió en incunable.

Aquel lamentable suceso perjudicó grandemente al desarrollo poético de la lengua guaraní. HERÜGUA POTY  estaba a punto de presentarse como el primer poemario con poesías de ropaje moderno; el primero en salirse de las formas clásicas para asumir la modernidad. Estaba destinado a servir de modelo a los poetas jóvenes. Allí iban a encontrarse los primeros poemas en guaraní que siguen el estilo de Rubén Darío, el grande e insigne renovador de la forma de la poesía castellana. Evidentemente los familiares de Ida Talavera no dimensionaron la importancia de esta obra, porque no la dieron a conocer a través de la imprenta, y los discípulos de la misma, los poetas de la generación del Taller Ortiz Guerrero, ya no tuvieron acceso a HERÜGUA POTY después de la muerte de Ida.  No obstante y a pesar de la no aparición de este libro capital, nadie podrá negar que Ida Talavera es, sin negar la existencia de algunos precursores, la indiscutible renovadora de este género literario en el guaraní del Paraguay.



Por Tadeo Zarratea
Enero de 2012

http://mbatovi.blogspot.com.es/2012/01/ida-talavera-insigne-renovadora-de-la.html




NO ES LUNES

No es lunes ni es setiembre
. y sin embargo
. se está llenando el patio
. de unos verdores nuevos.

Vuela el alma y picotea
como un pájaro
el alma del misterio.

Esta tarde sin ti
que ya se marcha
me toma de la mano
y tu recuerdo
camina aquí a mi lado
quietamente.

Tu voz
como una música olvidada
acuna mi tristeza
y tiene de otros días
y otras noches
la fugaz trayectoria
de una estrella.

Todo viene de ti
y hacia ti vuelve
y sin embargo
o es lunes ni es setiembre.





TÚ NUNCA MUERES

Tú nunca mueres,
estás naciendo en mí a cada instante,
desde tu misma ausencia
en presencia y en símbolos.

Tú nunca mueres ni morirás tampoco
mientras habitemos
esta morada
de sombras y alaridos.
Vives de mí, de mi existencia,
de mis sueños,
del calor de mi cuerpo y de mi alma.

Estás aquí
no sé por cuánto tiempo,
no sé si para siempre
o sólo para estos pálidos minutos.

Desesperadamente te prendes
a las márgenes del tiempo,
de este tiempo que es mío
y tal vez, por qué no
también tuyo.









ESTE VIVIR


En este caminar sin dilaciones,
en este andar buscando los caminos,
tropezando en la sombra como ciegos
que van palpando rostros y jacintos.

En este ensayo eterno de palabras
en que el error nos signa con sus manos
y en que pensamos que mejor sería
no haber abierto nunca nuestros labios.
En este eterno preguntar sin voces
que nos caracteriza en esta vida
buscando comprender todas las cosas
y abriendo sin querer nuevas heridas.

En este torbellino que nos lleva
como débiles briznas sin defensa
azotando las flores del camino
y robando las luces que nos quedan.

En este deambular desesperado
por los caminos tristes de la vida
en que ignoramos para qué vivimos
y cuándo y cómo ni por qué nos vamos.

En este manoteo en el vacío
buscando fuera y dentro en qué prendernos
sin encontrar respuesta a las preguntas
que en los labios dolidos aletean.

Este dolor de ser siendo ya sombra
que se convierte en luz de tan obscura,
este anhelar constante que nos hiere
de amar lo que es espuma y no perdura.







ANDUVE

Anduve caminando
sin antorcha en la noche,
yendo y viniendo
más allá de las ruinas.

Anduve caminando cerca
del estupor
del escombro y del miedo.

Todo estaba desierto
y dormido en su lecho,
silencioso el océano,
apagado mi leño.

Regresé
bordeando las márgenes
del tiempo
y apretando a mi pecho
las corolas del sueño.

Mi boca amordazada
fue madurando en gritos.





TORIRU REKOVE

Yvyra rogue piru
ndereraháva yvytu;
yma nemitã aja
iporã pe nde roky,
nde pire rovy asy
omomimbi ysapy
oúrõ yvytu kangy
nde rovápe, neretũ,
neporã, nerendypu,
revava, rejeroky.

Ha upéi katu mbeguemi
oguahẽ ára paha
nde rekovépe guarã,
ndepiru, ha upéi re'a
ha yvytu ndereraha,
ha upe rire rehendu
nerenóimaha nde sy.

Ama pytu ndejopy,
yvýre neakuruchĩ,
ho'a nderehe pytũ.
Vokóike tenonderã
yvyguýpe ndetuju,
yvy guive rejupi
yvyra rakã jyváre
ha hu’ãme remimbi,
overa ha hendypa
nde rova pytã asy
hu’ãitépe ndepoty
ha nde ári ojeroky
panambi morotĩmi.





ÉXTASIS

Cuando me veas así
callada y pensativa
no me hables, amado,
porque estoy como ausente....,
como un ser devorado
por raros pensamientos
y cerca de la muerte!
Cuando me veas así
con las manos caídas
como dos crisantemos
a lo largo del cuerpo,
no me hables, amado,
ni me beses tampoco
porque estoy como muerta;
y tu voz es campana
que a mi alma despierta
de su éxtasis loco...
Cuando me veas así
con los ojos hundidos
en un punto lejano,
no me hables, amado,
porque en esos instantes
mis alas van tocando
las sombras del arcano!
Cuando me veas así
estática y ausente,
y me olvide de ti...
no te enfades, amado:
tu rival incorpóreo
es un ensueño alado! ...





NUBES

Miro las nubes pasar
con rara melancolía,
y se me antoja volar,
saber, la distancia mía!
Amo las nubes errantes,
los espacios infinitos...
todas las cosas distantes
donde no lleguen mis gritos.
Amo los largos caminos,
la luz, la fronda, el mar...
los destellos vespertinos
que alumbran con su mirar.
Amo las cuerdas vibrantes
de los mágicos violines...
¡Mi alma vuela anhelante
hacia lejanos confines!
Las nubes son mis hermanas,
yo, cual ellas, siempre vago
por las regiones arcanas,
sobre los límpidos lagos...
Siento un extraño fervor
por lo eterno y lo lejano,
y el mirífico fulgor
que nos llega del arcano!
Mi alma es como campana
que raros sones recibe,
y mi espíritu membrana
sutil que todo percibe...
Cuando contemplo las nubes
pienso en la vida que rueda
cual humo leve que sube...
y después... ya nada queda.