BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

sábado, 5 de mayo de 2012

6857.- JENNIE CARRASCO MOLINA





Jennie Carrasco Molina (Ecuador, 1955). Soy Licenciada en Comunicación Social, facilitadora en Desarrollo Humano, tallerista del Taller de Literatura de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, dirigido por Miguel Donoso Pareja. He participado en varios encuentros de escritores y escritoras. He realizado trabajo de prensa en varios eventos nacionales e internacionales. He trabajado en los departamentos de Prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, de Comunicación del Consejo Nacional de las Mujeres. Hago corrección de textos, edición de libros, compilación  y edición de memorias de seminarios. Elaboro revistas institucionales. Dicto talleres de creatividad y educación, de identidad y autoestima. Soy redactora para varias revistas nacionales. He obtenido los siguientes premios: Intercolegial de Cuento, Provincia de Tungurahua, Primer Premio, 1972; Intercolegial de Ensayo, Ambato, Segundo Premio, 1973; Primer Concurso El Cuento Feminista Ecuatoriano, Tercer Premio, 1987; Concurso de Reportaje de El Comercio, Segunda Mención, 1991; Concurso Mujer: Imágenes y testimonios. Uno de los seis premios únicos, 1998; Concurso Juegos Florales de la Fiesta de la Fruta y de las flores, Ambato, segundo premio, 2006. He publicado cuento y poesía en varias antologías de mujeres; un libro de cuentos, "La diosa en el espejo", 1ª edición Búho Editor, 2ª edición Eskeletra; un libro de poesía, "Arañas en mi  vestido de seda", Sur Editores; una novela, "Viaje a ninguna parte", LIBRESA. Tengo varios libros inéditos: "Al filo del auricular", novela; “Una vuelta más abuela”, poemas para niñas y niños; “De diosas, guerreras y mujeres”, poesía; “Del infierno al paraíso o viceversa”, poesía; y los libros de cuentos, “Cuentos para no creer” y “Cuentos de ceniza”.




POEMA DE AMOR

No es cierto que los amores se pierden
en la oscuridad del cielo cibernético
aquí estamos
más unidos que nunca
mientras más nos apegamos
a la pantalla virtual

Así te amo
releyendo tus ojos en cada frase entrecortada
que me llega desde tu ordenador
en cada guiño de colores
que envías por el Chat

Saboreo tus besos de letra Times new roman
y cuando cierro los ojos
imagino el satélite llevándote mi eterno abrazo
de energía eléctrica
de magnetismo y relatividad

Los años no han apagado
nuestro profundo amor de lejos
la fildelidad de nuestros cuerpos
de cibernautas desnudos

Tal vez cuando nos encontremos
las pieles se detengan en un corto circuito
tal vez nuestras voces metálicas
y nuestras miradas de webcam
se quiebren como mercurio
cuyos pedazos tengamos que recoger
para reconstruirnos
humanos, entonces, sí,
y llenarnos de fuego y agua
hombre y mujer de carne y hueso





COTOPAXI

Es el riesgo:
quedar paralizada
por el frío
que es lo mismo que decir
por la soledad
temida e irremisible
o seguir trayendo hijos al mundo
hijos  vivos y muertos
de hielo y de fuego
hijos de palabras
y de fantasías

El barranco se llena de ceniza
la nieve es negra





MY LOVE FOR YOU

Do you know my love for you?
How it always brings me back to you?

¿Sabes de mi amor por ti?
¿Cómo me regresa siempre a ti?
El piano y la voz me lo recuerdan
la pequeña voz en el desierto

Probablemente
el oscuro miedo acabe
probablemente el viaje se detenga
y tus brazos me acojan para siempre

Estoy lista para irme contigo
a mirar las puestas de sol
desde el asteroide B 612
lista para dibujar corderos
y sembrar millones de flores únicas
ven a descubrir los secretos
de mi corazón
sálvame de la pesadilla de los baobabs

Ven a dormir conmigo






Mujeres sin tiempo

Nada le salía bien
Ni siquiera los sueños
De niña coleccionaba orugas
Que se iban insensibles y orgullosas
Las arañas le mezquinaban su brillo
Los gatos el calor de sus brazos
Ella y los bichos
En carrera interminable
Por llegar a las estrellas

No importaban las trenzas
Ni la cama deshecha

Luego los placeres prohibidos
Comer la manzana
Ocultarse
Evitar la serpiente, el castigo divino
Mujer sola en batalla contra el diablo,
Sus pasiones y sus ansias

Tal vez un esposo sería el consuelo
Y unos hijos
Según lo manda la santa madre iglesia
Madre, virgen,
Sin pecado concebida

No importaba la soledad
Tampoco el silencio

Dentro, muy dentro, agazapada
Esperaba la mujer salvaje
La que iban a señalar con el dedo
La mujer intrusa, proscrita, enajenada

Dejó la cama caliente
Estranguló a sus hijos
Por fin libre
Por fin las arañas y los gatos
Iban a brillar en sus muros
En su almohada
Ella enarbolando su bandera
Coronada reina del mundo

Ahora lo es
Sentada en su trono
Recibe cada día la dosis exacta
Que la mantiene dignamente encerrada
Reina de unas mujeres sin tiempo
Empuña su cetro, luce su corona

No importan los gritos nocturnos
Ni las monjas ni los choque eléctricos
Ella es la reina y eso basta
Y es feliz





Es el fin

Todo está blanco y quieto
es el fin
la lluvia lava los escombros
arrastra el infortunio
todo es blanco

Agua muere
graznido en el corazón
clamor
el arca de Noé se hunde

Los ahogados tiemblan
cantos de sirenas consuelan a los muertos
gaviotas anuncian tierra
Dios cruza las piernas
y vuelve a crear el mundo

Es el fin






Amores cibernéticos

No es cierto que los amores se pierden
en la oscuridad del cielo cibernético
aquí estamos
más unidos que nunca
mientras más nos apegamos
a la ventanita sideral
Así te amo
releyendo tus ojos en cada frase entrecortada
que llega desde tu ordenador
en cada guiño de colores
que envías por el chat
Saboreo tus besos de letra Times New Roman
y cuando cierro los ojos
imagino el satélite llevándote mi abrazo
de magnetismo y relatividad
Tal vez cuando nos encontremos
las pieles se detengan en un corto circuito
tal vez nuestras voces metálicas
y nuestras miradas de webcam
se quiebren como mercurio
cuyos pedazos tengamos que recoger
para reconstruirnos
humanos, entonces, sí,
y llenarnos de fuego y agua
hombre y mujer de carne y hueso