BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 9 de mayo de 2012

6893.- CHRISTIAN BARRAGÁN



Christian Barragán (Ciudad de México, 1985). Es miembro del Consejo de Redacción de la revista Viento en Vela, del Comité Lector del International Board of Books for Young People (capítulo México), coordinador de la Sección de Crítica Literaria y hacedor de la columna “El Deslinde” de Literal. Gaceta de Literatura y Gráfica. Textos suyos se han publicado en las revistas Periódico de poesía, Alforja, Tierra Adentro, Punto de partida y La Jornada Semanal, suplemento cultural del periódico La Jornada. También en el volumen Mar de vértigos (2008). Es autor del poemario De un oscuro oleaje (2008), por el que mereció el III Premio Nacional de Poesía Joven Gutierre de Cetina. Es profesor de Creación Literaria.





Canto

Bájame, voz, al mar que desconoces.

Carlos Pellicer

Cercado por lo que digo
Por un ciego resplandor en mis palabras
Que no te dicen
Que no saben cómo llamarte
Ni pedirte que te quedes…

Nacido tierra adentro
En un lugar siempre nublado y alto
Te da vértigo el descenso
La amplitud de la llanura
Y la certeza que sólo da la orilla
De estar ante el umbral de todo

Un oscuro filamento
Abrasa la mirada desde entonces

Cercado por lo que dices
Por un ciego resplandor en tus palabras

Que no te nombran
Que no saben cómo llamarte
Ni pedirte que te quedes

Hoy buscas llegar más abajo
Hasta el mar que desconoces
El umbral, acaso
De un oscuro oleaje.

Callado el canto en la hora más alta de esta noche
Escribes tu nombre

          Una astilla ardiente
de fulgor robado.





AMANECE bajo la lluvia
Un olvidado margen
Donde la bruma
Y la muda luz aún de la noche
Son testimonio de la aparición del liquen
                   Sobre la roca
Mientras que otra herrumbrada sal
Embiste de pronto el filo de la página
                   Y de la lengua.





NO SERÁ DE LA ARCILLA del estero
Ni de la espuma del río
Y tampoco de la arena del litoral
Esta quieta mancha
En tu embravecido corazón
Que nada dice a la memoria
Sino un relámpago de penumbrosa agua
Lo que alumbra en silencio la mirada.

No será nunca lo que se ha escrito
Ni éste el momento
Suficiente llama
Para abrasar la noche
Y el testimonio de tu oscurecida palabra.





HAY LUGARES
como un espanto
o como un temblor
a los que no podré volver ni una vez más esta tarde
                    ni mañana…
es mi escritura, aunque casi no escribo
sino solamente espero
un espanto o un temblor que siempre se demora
                               pero hoy he regresado a tu casa
y al mudo oleaje que la habita
                               y a veces nunca llega.





Contracanto

Abrasado por lo que dices,
por el oscuro oleaje de un umbral olvidado,
sólo bastaría un momento para recoger el cuerpo
y andar abajo, abiertos,
las calles desoladas,
la noche aquella
donde el mar...
Sólo un momento más
para hallar aquel destello
que ciegamente brillará en nuestros nombres
antes del alba.


Del poemario De un oscuro oleaje (Ediciones de Educación y Cultura/Casa Profética/ LunArena, 2008).