BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 14 de mayo de 2012

6962.- CATALINA BOCCARDO


Catalina Boccardo, nació en la C.A.B.A., ARGENTINA en 1961.
Egresada de la carrera de Abogacía de la U.B.A.. Ejerce en el área de Violencia Familiar. Dictó cursos y seminarios sobre la temática en diversas instituciones públicas y privadas. Ex integrante del Comité de Bioética, SAU.
Invitada al Encuentro Interdisciplinario sobre Juicios de Delitos de Lesa Humanidad organizado por la UCES en 2010.
Docente y Tutora de Nivel Medio.
Publicó “el jardín santo” , Ediciones en Danza, 2011, y “territorios”, del Dock, 2012.
Integró los grupos-taller Gente de Lunes y El tren de la palabra.
Participó de las V Jornadas Literarias, y en el Encuentro de poetas en la ciudad de San Pedro, Bs. As. , en 2007.
Intervino en el Primer y en el Segundo Festival de Poesía en la Escuela.
Participó en la lectura en el Congreso de DDHH y Salud Mental, 2010.
Su poesía aparece en diversos blogs, fanzines y en la Antología “Gente de Lunes”.
Fue invitada a diversos ciclos de lectura.
Publicó el microrrelato “Sangrar” en un libro objeto en la Cuarta Edición, Foro de ediciones contemporáneas del Museo de Arte Carrillo Gil, por editorial (c)acto ediciones, México.
Administra           www.intercuerpos.blogspot.com y                                www.adestiempolanada.blogspot.com





El jardín santo

a kim ki duk

aliento


cuando tu aliento
no humedezca el vidrio
la muerte mi amor
cada estación se habrá ido

cuando el tajo la sentencia
te haga callar
un bosque de sangre en la garganta
las estaciones se habrán ido
y quedará el invierno
última prisión

se habrán ido
las flores abiertas en verano
último dibujo del amante

y quedará
tu lengua enhiesta
invierno
una muerte mi amor


a kim ki duk

el arco


1

inmóviles
los dedos tensan un retorno

aérea
suspendida
la desnudez se pliega
en cada acierto

los ojos muerden la elipsis
el arco no dubita
es
su propio blanco




bailarina

los machos miran
su desnudez

en el bronce de las lámparas

ondeante
gota de fuego





la costa

el mar cualquier mar

mi naturaleza
de medusa eléctrica

viaja aferrada
a sueños
de transparencia




el jardín

1

él
sus dalias rojas

la azada dulce
en el barro

sostén quebradizo

la niña
la misionera
un escarabajo

volvía de la escuela

su piel mutaba

la niña inteligente
niña dalia


aquella casa de venado

muñecas sin voz


3

algunas tardes el ritual
vestirse bien
para ir de visitas

aunque nadie entendería
lenguajes solitarios

y ese par de tías raras
escudriñando

de quién era hija
tan morocha
los modales

vos en compañía
de tu pequeña dalia

pero la última vez
fui alta y espigada

gotas cárdenas
petalitos de mujer
metamorfosis

la última vez
moría el Jardín Santo

mi tío
con quien sembraba
ese rojo oscurísimo

(Fragmentos)





La captura

vecindad de sus latidos
subvierte
quita
mujer cabeza de animal
se desborda

y tu captura
del abrazo 
una madre
no

la verduga esconde fina cuchilla

tu corazón señor sin dominios
sobre ningún cuerpo






Herrumbre 

el buzo cuenta sus viajes de agua
cómo trocaba peces por ausencia

él dice perennidad
y se nota su costumbre de silencios
hasta me quiere coral inhallable

aunque sus ojos acaban

esmeralda en bodegas esquivas
fragmento de ningún barco







Bailarina

los machos miran
su desnudez

en el bronce de las lámparas

ondeante
gota de fuego







Monte 
(relatos de mi madre)

1

animales serpentean aquel monte


2

la mujer lleva agua 
ondulante cántaro


3

su corazón 
bendiciones tierra y lluvia


4

hacia la madrugada
buscará cosechas

cualquier espina de algodón
es de temer 


5

palmeras recortan soles

su mano una sombra

el tábano
muere en un salto
del fuego

todos los pequeños
corren riesgo

la inmensidad


6

ahí
sin descanso
orilla cada fruta


7

la guayaba 
es sólo débil por fuera
luego te fagocita los labios 


8

y bajo el mosquitero
séptimo

pequeño lobizón 

su noche láctea


9

dos balas de plata 

el vecino jala el gatillo

un gemido y
desmemoria 

un gemido



10

trajinada la piel

como mis abuelas


11

peregrinaje

desde algún silencio
algodonar


12

tristeza
de mi madre

se nutre con sonidos antiguos


13

sus poemas
agrietan mis pies 
desnudos


14

desnuda


15

sobre la vertiente 
yacarés 

su arena espermática

la tarde

caída


16

nace con ojos amarillos


17

dentro
una herida de víbora 
se defiende

(a mis ancestros formoseños)



De: "El jardín santo" (Ediciones en Danza, 2010)