BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 23 de mayo de 2012

7034.- ROMAIN GRAZIANI



Romain Graziani (Francia), es profesor de Estudios Chinos en la Ecole Normale Supérieure de Lyon.
Nacido en 1971, inicialmente se dedicó a las obras clásicas (latín y griego) y en posgrado literatura Inglesa, estudió filosofía en la Sorbona (París 1), pasa a la agregación (1995) y la DEA (1996), y luego se dedicó exclusivamente a su nivel de desarrollo de China, se inició en 1992 en la Universidad de Cambridge (1996-98). Comenzó el año siguiente una tesis doctoral sobre la génesis de las prácticas de meditación y las técnicas de dominación política en los primeros textos de la antigua taoísmo, bajo la dirección del profesor Mark Edward Lewis. Esta tesis se completó en la Universidad de Harvard durante el año 2000-01, con financiación de la Fundación Harvard-Sachs y la Fundación Chiang Ching-kuo.

Liste des publications:
En dehors de publications littéraires et poétiques (cf. site des éditions José Corti, Bibliothèque du Lion et Fata Morgana), Romain Graziani est auteur ou directeur de publication de quatre livres, d’une quinzaine d’articles scientifiques ainsi que de diverses traductions. Il co-dirige depuis 2005 la revue d’études comparées Extrême-Orient Extrême-Occident aux Presses universitaires de Vincennes.





Tumultuario

Y así quien muere de muerte violenta adquirirá mil formas,
vengativas, turbulentas, luchadoras en busca de descanso cada
una a su manera.
Jingyao o Epítome del Espejo, atribuido a Rong Wen,
llamado el Recluso de las Pendientes (época de los Tres Reinos).

Grito pánico enmudecido
labios que escupen estupor
rígida, pierna que tantea
precisa un suelo minado.
La suerte se juega en un solo paso
posar el talón seguir de una pieza
o no legar sino pedazos.
Cortante, fisible, el impacto te azota
al sesgo, muele, despieza, extirpa;
respira ya cómo tus pulmones
tus pulmones apestan, tu sangre se espesa.
Los saqueadores esquivan tus restos.
Yacer en mil para una rapaz.






(Brusca gehena…)

Brusca gehena, la nave desfallece y falla,
despojada de su aparejo,
desmigada, agriada, destripada por aguas que la desquician
y ahora
palidez desmembrada pela
pela piel junto a ese faro
que en la noche muerde aún
sus dedos por tutear.
Es la hora de la debacle del ahogado. Del ahogado que
forma río en ti.





(En la cuerda, en el fuego,…)

- En las cuerdas, en el fuego hecho con prisa me
retracto, me resuelvo, me suelto, oscilo en las bestias,
correteo, regateo con las aves e intento entre todos hacer
más genial su terror:
así, hasta el amanecer, riñendo con mi Señor,
hostigando a sus súbditos, con un grito en cada toque. Tales son
los asaltos permitidos bajo este cielo: herejía , impecable
herejía! Por el atestado solo, refutación de las herejías:
después de esta obsesión, acabaremos por desposarnos con las
órdenes mendicantes del mundo, unos santos pensamientos
correrán, poco importa, irán por el mar! Seré a ratos
la piedra sin consuelo por lo gris
el viento que el soplar desmorona,
el animal de tiro que se desprecia a sí mismo
el día nutrido por su hoguera.
Pero de momento, mi influencia tan sólo corre a los seres
sin cabellos, infiltra ecolalias y balbuceo atontado;
hago renacer la luz en el hueco de las muletas
en el esponjoso recinto del vientre que se enriquece.
Un mordisco más, y ahí vienen, infantas y ancianos
quitándose los atavíos, dando tumbos, confesándose.
Pero dejan de enfríar,
de ocupar el lugar más modesto.
Más vale canonjía de fantasma que bucráneo en alcancía.