BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 29 de mayo de 2012

7070.- ANTONIO ROMÁN DÍEZ GARCÍA




ANTONIO ROMÁN DÍEZ GARCÍA
El poeta Antonio Román Díez García,(nació en Fuente de Cantos - Badajoz- en diciembre de 1942 y murió el 10.01.2012) autor, entre otros títulos, de 'Polvo y luz de cada día', 'De tierra adentro', 'Habitable silencio', o 'Tela de fraile', falleció ayer a los 69 años en su casa de campo, en Monesterio. Según los testimonios de algunos de los amigos del poeta, Antonio Román Díez García murió mientras podaba unos frutales. Hasta la casa de Román acudió una dotación del centro de salud de Monesterio, que sólo pudo certificar su muerte. Su cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Badajoz para que le fuera practicada la autopsia.
Antonio Román Díez García, maestro de profesión, nació en Fuente de Cantos en diciembre de 1942. Poeta de vocación temprana, ha paseado su obra por los círculos más importantes de nuestro país. Ha participado en encuentros con poetas de otras comunidades, protagonizando recitales en escuelas, institutos, aulas de cultura, asociaciones, ateneos, etc. Su nombre y su obra forman parte esencial de importantes proyectos literarios y son clara referencia de la poesía extremeña dentro y fuera de nuestro país.
Hace sólo unos meses, Antonio Román presentaba su última obra, titulada 'Clave de ausencia', un libro que el poeta escribió a raíz de la muerte de su padre.
Actualmente, Antonio trabajaba en la terminación de los apuntes de lo que podrían haber sido dos nuevas producciones casi listas para su publicación.
Entre otros premios, Román fue distinguido con una beca a la creación literaria de la Junta de Extremadura, así como con galardones como el Tierra de Barros, el Bimilenario de Mérida, el Ciudad de Badajoz de Poesia o el Nacional del MEC y el Ciudad de Jerez. Además, poseía el Escudo de Oro de Monesterio, localidad en la que ejerció de maestro, en la que conoció a la mujer con la que ha compartido su vida y a la que acudía con asiduidad, compartiendo largas estancias a caballo entre Badajoz y este municipio, donde ha fallecido.



"De partida" (de su último libro 'Clave de Ausencia')

Me estoy viendo partir. Para este viaje
no necesito alforjas, ni siquiera
moneda que mostrar en la frontera
como tributo al último peaje.

Nadie pretenda hacerme el equipaje
ni buscarle otro tiempo al de mi espera.
Ni ponerme señal, adentro o fuera
como clave escogida de un mensaje.

Solo partir, la noche en el olvido
y el mundo atrás, como si se parara
para pedirme lo que no he tenido.

Y darme con mi vida. Y ver la cara
de Dios y presentarle cuanto he sido
por si todo no fuera, o me faltara.






VILLANCICO PARA DORMIR A UN NIÑO VASCO
(Anuncio de Paz)

El niño en la cuna, ea,
y el humo del caserío
lleva memorias del frío
por los vientos del Gorbea.

¡Deja, amor, que yo lo vea,
que es gloria en su señorío...!
(La Luna lava en el río
su brillo blanco de oblea).

Duerme, niño, que no hay miedo.
La noche se hará mañana
por la paz y no habrá dedo
que señale una diana.

Dios esplende en el robledo.
Campana sobre Campana.