BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

sábado, 23 de junio de 2012

7185.- ARIANNA CASTAÑEDA



Arianna Castañeda (Lima, Perú, 1981).  Se crió en Jaén de Bracamoros y con los perros aprendió a aullar. Siguió estudios de Derecho y Ciencia Política en la Universidad de San Martín de Porres. Ha publicado en revistas como Letralia, El Hablador, La siega, Baquiana, Los noveles, Ping Pong entre otras. Ha publicado el libro El jardín de los amables espinos (Santo Oficio, 2005). Ha sido Incluida en 18 Poetas Peruanos: Muestra Poética del 2000 del proyecto web Lapsus collage editorial. Asimismo, ha sido seleccionada para la antología multilingüe Bridges, selección de poesía de los candidatos al premio Bridges of Strugga (Macedonia). Traducciones al inglés: In our own words, volumen No. 6 – Marlow Peerse Weaver editor (EEUU, 2005). Actualmente es editora del Boletín Cultural Chasqui, el correo del Perú.  Además, se desempeña como Gestora Cultural en el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú. 
Blog: www.animalsano.blogspot.com.




Los brazos muy juntos al pecho

De paso por museo vi las esculturas en madera
evocando a los hombres calcinados

¿Qué más puedo decir?

Estos brazos curvos
Estos brazos muy juntos al pecho
Extremidades sacudidas

Sigo mi paso y entro en el incendio
sedienta y prolongada es la agonía del que se inmola
para dormir luego en harén de vírgenes de ébano

¿Qué más puedo decir?

Mañana exhibirán mi cuerpo.




Canto para la amada Daragoia y las aves del Perú

Allí vas tú, amada Daragoia
con tu trasero generoso, abundante
alimentando pajaritos
más exactamente:
cuculíes,
paujiles,
huallatas,
incluso la chochaperdiz andina
se acercó a tu mano
antes de anidar en los bosques de la ceja de montaña.

Volverás, pues,
a ser retratada
una vez más
el trasero generoso se descubre
ante un barbero onanista
que espera,
navaja en mano,
el manto de tu pubis pajarito.

De Poemas golondrinos (inédito).





FERIA EN LA PLAZA MANCO CÁPAC

9 a.m. son solamente niños
fantasmas viajando
en los carruseles
desvencijados y partidos
por el humo de los autobuses
se pasean las mujeres
de piernas regordetas
como las mías
piernas como naranjas
nunca como guindones
cúidate del color celeste, se dicen
mientras recogen su pereza
en una bolsa de supermercado.






EL VERANO SIEMPRE ENSUCIA LOS PIES

El verano siempre ensucia los pies
y los zapatos
mi madre piensa en lo subversivo
de este oficio
le escribo
la llamo desde un teléfono verde
y nunca contesta
el teléfono
supongo que prefiere
follarse a su novio.






DANZA CON ABUELITOS

Es el día de los sesenta años
Yo también me estoy poniendo
Vieja y sin sombrero amarillo
Un almuerzo y alcaparras
Sentados en el umbral
Reciben los saludos
Apurados de los nietos
Que se juntan
Dos o tres veces al año:
Funerales
Almuerzos
Cumpleaños.





AYUNO DE MARTES

Cuando voy por Ucayali
Veo siempre apostadas
En portales belenes
Botoneros
A las negras cuadradas
De Umbría
Negras azules lombardas
Y apostadas siempre
Preparan postres
Con nombres franceses
Pido pan
Porque el pan nunca cambia
No sé nada de idiomas:
Alegorías y comidas complicadas.






EL AMOR Y SU USO

Nos avejentó el amor
Y su uso desfachatado
El amor es para los viejos
                             [canes]

/Te repito/
Cansados y con calma
Les cae el desvelo /sobre el torso/
Sobre el rostro y las ojeras
Forman parte ya del paisaje cotidiano
De las aguas frías donde se cuelgan
Los retratos de la pasión del marinerito
- A G O S T O -
Tantos misterios para un mes
Tan prescindible y apurado
-THERE IS NO B-DAY-
-NO HAY CUMPLEAÑOS-
Pero queda el compromiso
De levantarse temprano
Para apagar las velas
Y comprar aguas frescas
Para el desayuno,
Parar el tacho y colocar las tazas
Muy cerca de tus manos
Y mirar cómo es
Y si es que nos han tratado
Todos estos años:
Mírate pues cada vez
/O de vez en cuando/
Más cerca de la cal
Y yo, allí, parando el tacho,
Después de lavar la taza
Vestida para sepultar
De vez en cuando otros marineritos.




PARA UN PÁJARO ROJO CON OJOS ROJOS (SOBRE MI ESCRITORIO)

Alguna vez he chupado
Esas plumas rojas
Porque huelen a lanas
A perro recién bañado
Y me gusta pasar la lengua
Como si fuera una solemnidad
Recoger la saliva
Y guardarla para más tarde.