BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 24 de junio de 2012

7243.- ADELAIDA DÍAZ


Adelaida Díaz
Adelaida Díaz

Poeta, Médica General y naturo-ortopática, promotora cultural. Nació en Boaco, Nicaragua en 1962 ciudad donde reside. Es Doctora en medicina, especialista en Naturo-ortopatía, tiene un postgrado en farmacología clínica. Licenciada en Farmacia, Diplomado en fármaco-epidemiología. Fue por muchos años Directora Artística del Centro Popular de Cultura de esa ciudad. En 1983 obtuvo 2do. lugar en el certamen de poesía impulsado por la Biblioteca Pública “Fernando Buitrago Morales” de Boaco. En esos años, fue Directora del Centro Popular de Cultura de Camoapa y en 1984-85 dirigió la Revista Literaria Pedernal de Juigalpa.

Es activista del círculo de amigos de la Biblioteca Pública de Boaco. Presidenta de la Universidad Nicaragüense de la Tercera Edad UNITE, capítulo Boaco. Dirige un programa televisivo local “Adelaida”. Decana de la Facultad de Medicina en la Universidad de Nicaragua. Actualmente escribe cuentos y poesía infantil. Ganadora de una recomendación para la publicación de su poemario “Cantando como los claveles rojos” en el Concurso Nacional de Poesía Escrita por Mujeres “Mariana Sansón” del 2003 convocado por ANIDE. Ha publicado en diversos medios literarios, Nuevo Amanecer Cultural, revista ANIDE entre otros y ha participado en numerosos recitales. Está inédita en libro. Integró la Junta Directiva de ANIDE (2005-2007).




De canela y miel

La hija de la vecina,
la muchacha de ojos
color de infusión de canela y miel,
la que esconde
las piernas flacas
bajo la falda larga,
como el coral negro
bajo la pesada agua del mar
se esconde.
Ésa de cabello crespo
como los pastizales.
Esa que se cubre la boca
cuando ríe.
La que tiene voz hermosa,
pero no canta.
Se casa mañana.






Quién lo cuenta

Quién cuenta los diferentes
sabores que la manzana tiene
los pasos que dio para llegar
los cuántos sueños inventados
las veces que amó
los distintos besos que le dieron
los tantos que quiso dar.
Quién cuenta
cuántas veces
el caracol se resbala
de la lamosa y paciente piedra
y al fin
sube
y luego con gran rapidez
cae.
Quién lo cuenta.
Quién cuenta las tantas noches
que ha dormido solo
y los temores que lo vencieron
y los pocos que venció
y los cuántos y cuántas
muchachas y muchachos
por la misma calle
durante siglos pasan.
Quién lo cuenta.






Mis poemas

Los que leíste
los que te gustaron
aquellos tristes
los bonitos
los que te hacían darme un beso
los que tenían olor a tierra mojada
los que estaban
tibios
como el nido de las palomas
mis poemas
los que bailaban
cuando llegabas
los que te esperaban
envueltos en música
dentro de mi vientre.
Mis poemas
han llorado por vos.

Enero 96




ASÍ

...como el viento
cuando es huracán
... como el mar cuando
se enfurece y sus olas
rompen en las rocas
...como el toro
en las corridas enviste
con furia al torero,
así, así quiero
que llegués a mí
con la fuerza de un sismo
la suavidad de una rosa
con el calor del volcán
y el temblor de una ave
asustada
mi vientre te esperará
con la ansiedad de un mendigo
sediento y la alegría de que
algo esperado llega
mi cuerpo desnudo
y mojado de amor
te recibirá

Junio 99






ALLÍ NACÍ YO

Nací bajo el canto
y con el canto de los pájaros
en mí.
En aquel campo verde
oloroso a mandarinas
a mangos maduros
con aire dulce
como la caña de azúcar
que mi padre tenía
sembrado
Allí nací yo.
Tiernita como los pipianes
delicada como los pollitos
de la gallina búlica
allí crecí yo
con el canto de los pocoyos
por la noche
bajo la mirada de los monos
jugando en los chilamates
en el río
donde los peces
me rozaban el cuerpo.
En el campo
que me dio ternura
crecieron mis senos
duritos, pero tiernos
y dulces como las naranjas
Allí donde mi vientre
adquirió el perfume de las flores
silvestres que llamaban a las mariposas
y las abejitas osadas solicitaban
miel, la miel de mi amor
la que guardé para vos, amor






MAS DE CUATRO MESES

Más de cuatro meses
sin verte
En una semana el malinche
del parque
dio miles de flores rojas
¡Cuántos besos nos hubiéramos
dado en cuatro meses!
En Santa Lucía
las cañafistulas están
dando flores más amarillas
que el año pasado y más
olorosas
y el sol no las marchita.
Las páginas de los libros
que los dos leímos juntos
se están poniendo amarillentas
porque no las has tocado vos.
A pesar de todo
las flores del malinche
huelen y son rojas

Abril 83






“DESPACITO”

La calle estaba tirada
a lo recto
como cansada
de tanto ser recorrida
o silenciosa y quieta
por que algo ella sabía.
Sobre su gran cara
larga y áspera
se levantaba
un polvito fino
y así
despacio
con un despacito
que mareaba
se fue vistiendo de luto
Vos venías en un camión
recogido
hecho un montocito
un montocito rojo
como flores de malinche
que el viento arranca

Feb. 87







A MI MADRE

El valor de las mariposas
amamantadas por las flores
junto al cantar de los pájaros
en los verdes campos
bañados por el rojo del malinche.
Es un conjunto, ¡madre!,
compuesto por tu sonrisa;
es un mundo redondo
como tu vientre
donde me abrigaste por
nueve meses;
es un granito dulce
como la primera gota
de leche que me diste
de tus pechos.
Fuiste un cielo azul fuerte
valiente como los cocoteros
sosteniendo sus racimos
mecidos por el viento
Madre
tus canas serán frescas
como la primera lluvia de mayo
El eterno desvelo
y el cansancio de tus ojos
en las noches largas
los guardo en el joyero
de mi corazón,
madre,
madre mía

Mayo 3 de 1991