BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 21 de marzo de 2012

6421.- MIGUEL ÁNGEL LENS



MIGUEL ANGEL LENS 

(ARGENTINA, 1951-2011)
Nació en 1951 y murió el último día de febrero de 2011 de una neumonía, después de pasar varias semanas en su departamento sin asistencia médica por propia voluntad

Sus poemas tenían sexualidad. Retrato cotidiano de la mañana frente al espejo, ante la ventana espiando, por la calle Corrientes, el gay que se descubre solo y sale en busca. Casi siempre había un amor chongo rondando en los versos de Lens que buscaban y encontraban inspiración en la salvaje delincuencia de Genet, o en la decadencia romántica de Visconti, las viñetas de Sandro Penna, o en los arrabaleros modos más porteños de chuparse a los apurones. Solía decir, cuenta su amigo Wenceslao Maldonado en la elegía que reproduce la biblioteca Oscar Hermes Villordo, que la calificación “poesía gay” tiene un valor, más que nada, político, por la visibilidad, y didáctico, no por la temática en sí sino por la sensibilidad desde la que se escribe. “Y su poesía dio cuenta de las injusticias y represiones sufridas por ser gay en la época de la dictadura militar. Un ejemplo de ello es una de sus obras más conocidas, Los poemas de Jimmy Barrett (el sureño), en la que logra relacionar el choque entre libertad sexual y represión de la dictadura, con el fondo rockero de cantores y músicos norteamericanos, pero totalmente porteñizados.” Desde 1994 fue uno de los entusiastas animadores de un grupo llamado Poesía Gay de Buenos Aires, que entendía como un hecho de militancia la poesía misma.
El 28 de febrero último se apagaba en Buenos Aires la mirada soñadora y profunda de este gran poeta y maestro de poetas, comprometido, al mismo tiempo, con la lucha por la defensa de la libertad y de los derechos de las minorías homosexuales.
Su poesía, de fuerte tono homoerótico siempre, dio cuenta en breves poemas, una suerte de pequeñas escenas o cuadros al estilo de Sandro Penna, uno de los escritores admirados por Miguel, de las injusticias y represiones sufridas por ser gay en la época de la dictadura militar. Ejemplo de ello es una de sus obras más conocidas, Los poemas de Jimmy Barrett (el sureño), en la que logra relacionar el choque entre libertad sexual y represión de la dictadura, con el fondo rockero de cantores y músicos norteamericanos, pero totalmente porteñizados.
Este primer libro de Lens dio pie a Poemas de un Sur, unipersonal armado con sus textos y protagonizado por Marcelo Gamarra, obra que ganó el premio NEXO 1996, y fue representada en Lugar Gay de Buenos Aires hasta el verano de 2000.
Su amor al cine, al tango y al rock flota como clima general en todos sus libros. Recordamos especialmente a Jaschou (1992), inspirado en “Muerte en Venecia” de Visconti, Arolá (1994) sobre el gran Eduardo Arolas y el personaje de Garufa, o su último Sed de Querelle (2009), entonado en la obra de Genet y en la película de Fassbinder.
Desde 1994 fue animador de un grupo que se dio en llamar Poesía Gay de Buenos Aires, como un hecho de militancia desde la poesía misma. Solía decir que la calificación “poesía gay” tiene un valor, más que nada, político, por la visibilidad, y didáctico, no por la temática en sí, sino por la sensibilidad desde la que se escribe, porque muestra en dónde radica la libertad y la alegría de ser homosexual. Concluía siempre que lo que vale, en definitiva, es la buena poesía, con cualquier nombre o calificación que se le quiera dar.
Con el grupo Poesía Gay de Buenos Aires participó en el primer pliego que Nueva Generación editó en 1996, a la espera de una edición en volumen. Ésta vino recién en 2007.




PEQUEÑO HECHICERO


dulce prisa de gozar
Sandro Penna
pantaloncito rojo
fogueando las curvas
y un gramo de frula
platinando el bolsillo
el pañuelo al cuello
para excitar al viento
y la noche que avanza
como un remolino








CONSEJO DE UNA MARIPOSA LECHERA 
QUE SE POSO EN EL BUZON DE LA ESQUINA AL AMANECER


no te enamores niño
de ese chonguito
que patea
y rebuzna
como un burrito










DESTELLOS


extraño cosmos


donde un adolescente
enamorado
se maquilla


y enciende la sombra
de sus noches desiertas


con el rojo potente
de un lápiz de labios.


De Jaschou (1992)










ACOPLE


este tipazo es
flor de pentagrama,
eco de viola morena
retumba en su mirada
el parche recaliente
de la madrugada
yo toco la tensa fusa
de su sexo erguido
afino el acorde prepotente
de su deseo que no acaba
cucheta de acoplado
sus chupones resuenan
y una caja de jadeos
me empalaga
(yo estoy en clave de luna)
él es
corchea
semicorchea
motor parado echando humo










SUERTE DEL ENAMORADO


espía
por la ventana
de seda y de verano
imagina la caricia áspera
del morocho más sexy del barrio


el rubio adolescente
(encerrado de prepo
por su padre milico)


sueña con el amor furtivo
del tiempo que le toca.
Esta noche o nunca
”¡Sos como el 60,
andás por todos lados...!”


¡che...flaquito!
¿de qué barrio sos?
¿te copan Pink Floyd
Hendrix
Los Stones?
¿nos echamos un polvo?












PRINCESITO


Y el rocío era su loción de aurora. André Gide


un gran ramo
de levantes perfumados
remerita rosa dejando ver el ombligo
y la cintura
para que eche el lazo
el brazo fuerte y velludo
el rubiecito
con su lengua de cachorro
lame la dura dulzura
del pintón traseúnte
sólo arpegios de placer
en la noche calientan
desde el umbral un sombrío custodio
espía y se masturba y zaguanea.












CABALLERO DE LA DULCE FIGURA


voluptuosa temeridad
de galancito
en parábola
de abeja...


Poemas publicados en el Numero 8 de la Revista Omero.










EL DESEO


Sentir deseo
Solamente
El deseo
La luz húmeda
Del deseo
Y una calle interminable
Y un dulce sonido
El del placer
Goteando en un zaguán
Y dos muchachos excitados
Como todo lo vivo
Apretando la noche


Miguel Angel Lens (La Horda Nº2 – Setiembre 1987)








El bello durmiente


en su dulcísimo cuerpo desnudo
un gesto (luna errante)
de mis sueños










Esta noche o nunca


............"¡Sos como el 60,
andás por todos lados…!"


¡Che…
flaquito!


¿de qué barrio sos?


¿te copan Pink Floyd
Hendrix
Los Stones?


¿nos echamos
un polvo?










Fuego en dársena sur


lo que aquella madrugada en el puerto
cambió el rumbo de mi destino nocturno
dejándolo encadenado para siempre
a un vertiginoso recuerdo
de deseo hecho cenizas
fue un fogoso soldado
de temible verde oliva
quien por tierno equívoco
desde una garita
me gritó: "¡muñeca…
no te mueras nunca!"












Bello y despierto


yiraba a toda hora por la calle Lavalle
se levantaba todo lo que encontraba
en su recontrajunado camino
pero un día dijo basta
y entró al seminario
a levantarse a
Dios










Chonguito


saltando los muros ardientes
echó las primeras redes
del amor


y con una rama dorada
construyó su propia corona


"Rey de los Terrenos Baldíos"
le decían sus pequeños súbditos
entre los arbustos


(cada amiguito era un pajecito
dulcemente violado)










Rubén y Darío entre las zanjas


era una cortada olvidada
donde dos muchachos en la medianoche
se encontraban


y el eco de los chupones
se escuchaba como zambullidas
de rana


y era un barrio rana
de prosapia grillera y profana
como una memoria vana










Suerte de enamorado


espía
por la ventana
de seda y de verano
imagina la caricia áspera
del morocho más sexy del barrio


el rubio adolescente
(encerrado de prepo
por su padre milico)
sueña con el amor furtivo
del tiempo que le toca










Oscura Belleza


en las noches profundas
cuando la soledad y el silencio
llegaban a tu carnal morada con
la ofrenda extraña del presentimiento


vos salías a buscar
al misterioso señor Adonis
por los andenes desiertos
del deseo


(el señor Adonis era por aquel entonces
un chico de piel oscura
que vendía diarios
en los trenes…)








CALLEJÓN


llovizna
y los dos entre los tachos de basura
haciendo el amor anónimo bajo
las estrellas borrosas


llovizna sin preguntas
nos besamos lengua con lengua
un nudo de lenguas
y nos miramos eternos los ojos clausurados


en la noche rasposa se retuercen
melodiosos y enmarañados:
bigote de cana con
bigote de gato...








DE LUZ Y DE SOMBRA


el señorito rependejo
sacó de la galera
un nuevo levante
con bigote de supercana
y bastón de mando sadomasoquista


el mágico señorito
(pionero profundo
de la democracia celeste)
también sacó de la galera
un ramito perfecto
de "nomeolvides"