BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 25 de marzo de 2012

6474.- MARTA MORI



Marta Mori d'Arriba nació en Gijón en 1965. Es doctora en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo y miembro de la Academia de la Llingua Asturiana. Actualmente, trabaja como profesora de Enseñanza Secundaria. Autora de artículos de historia, crítica literaria y didáctica de la lengua, tiene publicadas varias obras literarias: los poemarios 'Pórticu' (2003); 'El tiempu de la espera' (2005); y 'L'alcordanza' (2010), así como la colección de relatos 'Histories familiares' (2008) y premio de poesía en asturiano 'Xuan María Acebal' con la obra 'La mio voz'
en 2010.

Marta Mori d’Arriba (Xixón, ASTURIAS 1965) ye autora de los poemarios Pórticu (2003), El tiempu de la espera (2005) y L’alcordanza (2010), amás d’estrenase como narradora nel volume de rellatos Histories familiares (2008) y La mio voz, poemariu que-y valió a Marta Mori’l Premiu Xuan Mª Acebal na so edición de 2010




En presente


De ti espero que sigas escarbando;
que, coles manes
enritaes de vivir,
abras en ti túneles y riegos,
caminos prietos,
galeríes de cólera,
fueses de fueu;
qu´a fuerza d´abinar llegues hasta´l fondu,
hasta´l sosuelu
ingriente y constante de la rabia;
que veneres
la palabra encendida,
y el aire que t´abrasa,
y al fiebre que t´ambura,
agradezas y honres el so aliendu;
que de la indignación tomes el nome;
que sobrevivas
en mediu de les brases,
aburiada y tenaz,
resquemada
y tisnada de ceniza,
a medies victoriosa
y a medies consumida.








Los díes perdíos


Dacuando dame por pensar
nos díes que pasaron
y al poco de vivilos
yá nun soi quien a recordar.
Esos díes qu’albidraba perdíos
o que yo mesma quixi que finaran
pa nun siguir sintiendo.
Díes d’agobiu y mancadura,
de trabayu nos güertos del olvidu
y llabios ensuchos de deséu.
Unos díes que,
cuando menos lo camientes,
aporten de sutrucu a la memoria
y t’acuten con una seguranza.
Y ye entós
cuando yá nun cuenten nada,
cuando por fin los sientes como tuyos,
cuando por fin conoces nellos
el tastiu del to sangre
y el soplu del aliendu que t’anima.








El mio país


Del país onde yo vivo,
nun fala naide.
Naide s’ocupa
del pasu sele
que marquen sobre él les estaciones,
nin de cómo l’iviernu
aporta de sutrucu
y s’espurre cásique hasta xunu,
húmedu y cruel.
Naide nun toma cuenta d’eso.


Como tampoco falen de la llerza
qu’en dellos díes de borrina
escluca dende dientro de los güeyos,
nin del calter atlánticu y ambiguu
que nos fai amar l’agua y la grisura,
anque siempre digamos lo contrario.
Naide nun diz nunca nada d’ello.


Naide que pinte
el milagro d’oru la nozal
nes mañanes serondes de noviembre.


Naide que grabe
el quexíu pantasmal del cuquiellu,
que namás les mimoses de febrero
son a esconxurar.


Nadie pa cuntar
el crecimiento ansiosu de les sebes,
l’esbarrumbe esmeralda de les fontes,
l’esnalar sele
y ausente
de la muerte
penriba d’unes cases
de les que naide nunca dixo nada,
y apenes queda nada pa dicir.










Llección de gramática


Cinco son los sustantivos que más quiero:
árbol, cuerpu, mar, desiertu y cielu.
De cuando en vez tengo sentío
un apreciu intensu y braeru
por sustantivos como
paciencia o llibertá;
en tou casu,
los sustantivos más guapos
nun son los que más quiero.
Ente los axetivos,
préstenme claru, fuerte,
pacetible y azul.
Nun son sonoros como
líticu o sátrapa,
pero valen pa casi toles coses
que paga la pena conocer.
Ente los verbos, en fin,
quédome con vivir;
nun ye nin gota orixinal
pero conxuga con too:
al fin y al cabu,
mientres que van trescurriendo los alverbios,
ye lo que nos queda por facer.