BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 14 de mayo de 2012

6956.- DANIEL RABANAQUE


Daniel Rabanaque (Zaragoza, 1976) se ha dedicado, tras una licenciatura en Historia del Arte más un puñao de empleos basura, a la gestión de actividades culturales, al diseño y mantenimiento de páginas web y a distintas cuestiones técnicas en relación con la producción audiovisual y artística, tanto en España como en Portugal e Italia. Ha realizado, en solitario o con el colectivo zombra (www.zombraweb.com), algunos cortometrajes y piezas para diferentes exposiciones. http://www.e-migre.org/ 
Vaho en el cristal es su primer poemario impreso.






 I


a medio pasillo
se apaga la luz
de este hotel desconocido


caigo
por una escalera sin pasos en falso
sin iluminar





 II


esta vez
tengo la voz
pendiente de un hilo


  



III


tan tenso que ya no sé
si acudir al masajista
o hacerme la taxidermia







IV


que en un acto salvaje de canibalismo
me he comido a mi propio amigo invisible







de la satisfacción de algunos enanos 
con su estatura moral

las diez en los campanarios vivos de esta ciudad:
los reclutas, de permiso,
ya estarán dando palizas,
reventando las basuras,
buscando algún chino abierto…
tengo que encoger los hombros
para no echarme a llorar cuando me acuerdo
y decir que no me importa

que al muchacho le decían
desgraciado hijo de puta
pero a mí me miraba y sonreía
para empezar los insultos
y después bofetadas
puñaladas
nos llevamos por delante, yo entre ellos,
diecisiete primaveras porque sí







frutas escarchadas

En mis tiempos de colegio
los campos comenzaban detrás de la valla
a la salida doce

eran tiempos de los yonkis de heroína
por los descampados
limones y más limones
y la sangre en los labios
de tanto como los chicos nos peleábamos


En los tiempos de la infancia
cuando se forjan los seres mitológicos
yo buscaba entre chatarras de la cientoveintisiete
con las manos escarchadas
frutas amarillas







estoy aquí
no te pierdas
dame la mano

como si alguien te viniera a buscar
a la salida del cole




los corazones scrtos

reclamo las armas sin filo que cargas encima
tu amor y tus sueños, tu calma, tu risa
convoco tu olor preferido
las caricias que no se olvidaron
la blancura de tu anhelo puesto al sol

invoco a la esperanza que te esponja
al fuego que te arrebata
al ánimo que te alimenta
a aquello que ves si cierras los ojos

te pido la magia del gesto diario que nunca tenemos en cuenta
clamo por el rubor acuático que te estremece
por la doble luna que te ilumina
por la imposible ternura
en la que te sueles mecer

reclamo también tu cara'ntre las nubes
la firmeza en el pulso de hacer carantoñas
tu dulce regazo, tu cielo más limpio
el tacto feliz que anida tu cuerpo
la fuente remota de tu corazón
+ scrto



(que
sea lo que tú eres
ese estar sin hacer nada
premeditado o forzado)

((que mal que te vaya camines
silbes algo))



Vaho en el cristal
Point de Lunettes 
Año de edición (2005).

Vaho en el cristal obtuvo por sus virtudes literarias, el IV Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Morón”, que edita la editorial Point de Lunettes, junto al colectivo “Sin fronteras” de Morón. 

Vaho en el cristal es una libro con una fuerza poco común. Es un diario amoroso que esconde debajo una actitud de denuncia social sin ambigüedad. Es un poemario punzante que enfrenta al lector con la realidad que no quiere reconocer precisamente para vivir cómodo: la baba del diario, la humana posibilidad de devastar el planeta, los seres banales que en bloques de viviendas engendran a pequeños nazis, la triste monotonía de los horarios y la copa del rey…todo eso en medio de un diario más o menos ordenado, mezclado con alusiones del lirismo más delicado de la razón de amor, con una estructura cerrada de libro redondo, que deja al lector atónito e impactado. Es obra cerrada y coherente, de estilo reconocible, sorprendente como “primer” libro impreso.




DOS 

Por fortuna ha sido mi madre, y no un cuervo
quien ha traído las malas noticias
entre el pan todavía caliente y unos yogures
ha tenido el cuidado
de abrir antes las ventanas
dos puertas más abajo
un muchacho ha mordido el cañón de la escopeta
el hijo del quin, te acordarás, el que te cortaba el pelo