BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 3 de junio de 2012

7086.- MARÍA ELVIRA CASTAÑÓN



María Elvira CASTAÑÓN GONZÁLEZ
(1922-1989)
   Nació la poeta asturiana María Elvira Castañón en Caborana (Aller) el 29 de setiembre de 1922 y fue a morrer el 9 de xineru de 1989.
   Mui relacionada coles manifestaciones culturales mierenses, nun había álbum de fiestes o revista comarcal que nun llevare dalguna poesía d’esta popular autora. El selmanariu Comarca fue la publicación onde más davezu collaboró.
   Ganadora de munchos premios poéticos, ente ellos el que lleva’l nome de Teodoro Cuesta, la so obra nun se recoyó en llibru hasta 1989, cuando la editorial avilesina Azucel asoleya póstumamente Llucerín del Cielu, una collecha temáticamente conxuntada al rodiu del nadal. El Conceyu d’Ayer publicó en 1990 la Antoloxía poética. Aller–La Mina y el Mar.



BIBLIOGRAFÍA

Creación
Castañón González, María Elvira
Llucerín del cielu / Mª Elvira Castañón González. — Avilés : Azucel, 1989. — 142 p. ; 21 cm. —(Acebo Poesía ; 5)
ISBN 84–86546–14-1

Castañón González, María Elvira
Antoloxía poética. Aller–La Mina y el Mar. /Elvira Castañón. — [s.l.] : Ayuntamientu d’Ayer, 1990. — 115 p. ; 22 cm.





ANTOLOXÍA


NUN LLORES, MIO NENU

Cantaba Mariya,
cantaba–y al nenu
y el nenín xemía
sin coyer el sueñu.

Ea, ea, ea...
Nun chores, mió nenu,
dúrmite lluceru
que los paxarinos
ya durmin nel ñeru
pa de mañanina
venir en un vuelu
a canta–y endeches
al rei de los cielos.

Dúrmite, mio vida,
dúrmite lluceru
que los anxelinos
toos se durmieron;
San José benditu,
que ye carpinteru,
fexo una cunina
pa que durma el nenu
y mientres lu arrolla
con paz y sosiegu
cantaba–y Mariya
el canciu melgueru:

Dúrmite, mio vida,
nun chores, mio nenu,
que si chores muncho
estropies los güeyos.





QUÉ GÜEPU YE, QUÉ PRECIOSU

Qué güepu ye, qué preciosu,
qué devinu ye’l Dios nenu...
y naz nunes fríes payes
d’un portalucu mui vieyu.

Son dos soles los güeyinos
y dos roses los papiellos,
son d’oru los sos ricinos
y sos llabios tan bermeyos
qu’envidia dan a les flores
por nun ser nidies como ellos.

Qué güepu ye, qué preciosu
el Dios que se fexo nenu...
al velu temblar de frío
danme ganes de coyelu,
acoricalu en regazu
y da–y nos papinos besos
y cunta–y esos cuentinos
que gustin tanto a los nenos
mientres ciarra los güeyinos
y va quedando durmiendo.

¡Ay! Jesusín de mi vida,
tú que yes Dios de los cielos
sabes que ye de verdá
lo muncho que yo te quiero.


                    (Llucerín del cielu)